Risas, magia y mucho humor con Patricia Espejo y Rafa Alarcón

La sonrisa de los presentes, sentados en sus sillas, no tardaron en convertirse en carcajadas. El Circuito Café Teatro de Valencia trajo a dos monologuistas valencianos, Patricia Espejo y Rafa Alarcón, con el espectáculo “Píldoras de humor” que se desarrolló en el Corte Inglés de Colón el pasado martes 4 de abril. 

Rafa Alarcón, actor, cómico, presentador y showman valenciano, subió al escenario con un espíritu risueño y alegre. La intención de presentar a Patricia Espejo se quedó atrás en el momento en que cogió el micrófono para saludar a los espectadores. La conversación que mantuvo con los presentes llegó a un alto nivel en el momento en que comparó a una mujer con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por el hecho de ser gallegos.

Rafa Alarcón: “Me he sentido como Rajoy cuando ganó las últimas elecciones”

Aunque hay que destacar que eso no acabó ahí, rápidamente incitó a que el público se animara, se levantara y aplaudiera con todas sus fuerzas porque la actuación daba inicio. “Me he sentido como Rajoy cuando ganó las últimas elecciones”, confiesa el humorista, sacando más sonrisas entre los espectadores. 

Después de la graciosa presentación fue el turno de la cómica Patricia Espejo, que ha grabado para programas como Comedy Central, El club de la Comedia o Sopa de Gansos, que contó unas historias absurdas pero a la vez muy vinculadas con su característica vida, con cosas tan normales que todos acabaron sintiéndose identificados. 

Patricia Espejo: “Un día conocí a un cobrador de frac, pero la cosa está muy mal, le persiguía otro compañero”

Irracionalidad o espontaneidad, ese es el humor que la hace tan especial al recurrir a temas dispares que a cualquiera le ha ocurrido o al menos pensado. “Un día una amiga entró al probador de Mango a probarse una talla ‘xxxs’ y no salió de allí, se había quedado sin cuello. Eso debería ser un delito”, cuenta en un momento de su intervención. Sin duda, las risas no pudieron frenarse en los labios de los espectadores.

DSCN2601
Toni Caballero, Rafa Alarcón y Patricia Espejo, respectivamente

Otros asuntos como las parejas, la celulitis, el pelo en la espalda de los hombres y la mala situación económica tuvieron un gran éxito, generando risas, carcajadas y muchos aplausos para la sencilla y peculiar Patricia Espejo. “Un día conocí a un cobrador de frac, pero la cosa está muy mal, le persiguía otro compañero”, comenta con mucha ocurrencia.

Rafa Alarcón: “Antes trabajaba de algo normal, pero claro cuando había trabajo”

dscn2570.jpg
Rafa Alarcón en su monólogo

Los 30 minutos que duró el monólogo se pasaron rápidamente, cuando Rafa Alarcón se hizo de nuevo con el escenario. El humor más canalla no se quedó en un simple discurso, pues no dudó en volver a interactuar con el público, en lo que es un auténtico artista. Actor en series nacionales como Aída, Hospital Central, Física o Química, Escenas de matrimonio y Yo soy Bea, recurrió a hablar de su profesión y de su vida.

“Yo quería ser medico, pero mi padre siempre quiso que fuera actor. Antes trabajaba de algo normal, pero claro cuando había trabajo”, expresa el cómico. La mala situación que atraviesan los valencianos fue el tema estrella de ambos monologuistas, que más carcajadas consiguieron por la verdad, bajo el ambiente del humor, que había tras sus palabras.

La sorpresa vino poco tiempo después, ya que la sala se llenó de magia. Toni Caballero, un joven con una amplia experiencia en el mundo del ilusionismo, no dudó en hacer juegos de magia y adivinanza con cartas de póquer con la ayuda del público, al que dejó sorprendido con unas respuestas muy acertadas. Los dibujos sobre las cartas, que acababa descubriendo, generaron los aplausos y el halago de jóvenes y adultos.

Pero las risas no acabaron ahí, ya que un concurso sobre el amor acaparó la atención. El juego, muy similar al programa de Hombres Mujeres y Viceversa, consistía en sacar a una mujer que debía encontrar, por fin, a su hombre ideal. Rafa Alarcón, que presentaba el espacio, eligió al azar a tres voluntarios diferentes a los que les hizo diversas preguntas para que la chica les conociese mejor. Un informático, un cocinero y un psicólogo, los tres candidatos, provocaron las risas con respuestas incoherentes, bailes y mucho humor.

Sin duda, un velada corta, pero que dejó a los espectadores con muy buen sabor de boca tras las risas y los merecidos aplausos de unos cómicos con mucho talento.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s